CONTROL DE ACCESO POR PROXIMIDAD

En los últimos años este tipo de sistemas se ha instalado en la mayor parte de edificios ya que dispone de un nivel de seguridad muy elevado. 

En los últimos años las tecnologías que fundamentan el control de acceso por proximidad, a nivel de radiofrecuencia – RFID – han sufrido un gran avance tecnológico. 

La comodidad es la base de la usabilidad de estos sistemas, reduciendo a cero el mantenimiento de los mismos la no tener que introducir nada en ellos para su activación. 

Además, estos cumplen con un elevado grado de securización en sus chips internos de forma que únicamente la entidad que ha guardado los datos es la única que puede volver a acceder a ellos.